En uno de las disputas electorales más relevantes, Mayra Mendoza logró recuperar uno de los bastiones del Conurbano bonaerense que en 2015 quedó pintado de amarillo. Con el 49,55 por ciento de los votos, la candidata local se convirtió en la nueva intendenta de Quilmes tras vencer a Martiniano Molina, que cosechó el 43,16 de los votos.

“Ha ganado la organización, la militancia, las convicciones, las ideas y las ganas de los quilmeños y quilmeñas de ponerse de pie” sostuvo la intendenta electa en el acto que se realizó en el Bunker en la zona céntrica de Quilmes.

Y dijo, también, que con Alberto Fernández presidente y Cristina Fernández vice, se termina “el tiempo del ajuste, de los tarifazos, de la fuga, vuelven la producción, el trabajo, el crecimiento con inclusión”.

Sobre la aplastante victoria de Axel Kicillof sobre María Eugenia Vidal, Mendoza expresó que con el nuevo gobernador electo “se termina en la provincia el tiempo de las escuelas y los hospitales que se caen y viene una provincia con Axel Kicillof y Verónica Magario, que va a darle prioridad a la educación y la salud”.