Siguen los problemas de María Eugenia Vidal para armar su gabinete. Es que a menos de 10 días de asumir son más las dudas que las certezas y mientras las piezas buscan encajar tanto en Nación como en Ciudad, la provincia es una incógnida.

En ese contexto se sumó la negativa de Graciela Fernández Meijide apuntada por Cambiemos para ser Secretaria de Derechos Humanos bonaerense.

Tras una reunión con los futuros funcionarios la ex ministra de Desarrollo Social del gobierno de la Alianza no aceptó ser la Secretaria, pero que sí se comprometió a asesorar al nuevo gobierno en materia de Derechos Humanos.

Fernández Meijide reveló: “Me hubiera encantado, pero mi edad y mi salud no me lo permiten: no soy de trabajar a media máquina".

A pesar de la negativa a la propuesta de la gobernadora y el vicegobernador Daniel Salvador, la ex aliancista comentó que se ofreció "para asesorar, para ayudar a armar el equipo, y sugerí nombres”.