Ayer, la titular de PAMI, Luana Volnovich, denunció que el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta dejó acumular vacunas en heladeras porque su falta de gestión no repartió turnos entre afiliados de ese organismo que atiende a jubilados y pensionados. Hoy, el propio gobierno amarillo reconoció el problema. 

Mientras, se supo que 75 mil residentes de la Ciudad de Buenos Aires fueron inmunizadas en la Provincia desde que comenzó la campaña de vacunación contra la covid-19. La información se desprende de un cruce de datos realizado por el Ministerio de Salud bonaerense entre el registro de ciudadanos vacunados hasta el momento e información del Registro Nacional de las Personas (Renaper).

La situación es casi insólita: ciudadanos de la Ciudad más rica del país no pueden vacunarse en su lugar de residencia y deciden cruzarse a un distrito más pobre pero más eficaz. 

"Entendemos que esto tiene que ver con nuestra estrategia de tener desde el principio una campaña más abierta, de permitirle a todo el mundo preinscribirse. La Ciudad no tomó esa decisión y al día de hoy, si uno tiene 60 años y vive ahí, todavía no sabe qué va a pasar", dijo a Página 12 Nicolás Kreplak, viceministro de Salud bonaerense, que adelantó que, por el momento, y aunque existe la posibilidad de hacerlo, no planean bloquear turnos ya que "lo único que se conseguiría es perjudicar a la gente que necesita vacunarse".