La diputada nacional y líder del GEN, Margarita Stolbizer, destacó hoy que la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, “se ha hecho cargo de una responsabilidad enorme con mucha suficiencia, integridad y valentía”, y dijo que “hay que apoyarla” frente al desafío que enfrenta al gobernar el distrito más grande del país.

“Tengo en ella puesta mucha expectativa. Me parece que es de lo mejorcito sin duda que ha surgido de la política en los últimos años. Es muy integra muy normal. Se ha hecho cargo de una responsabilidad enorme con mucha suficiencia, integridad, valentía y siento que hay que apoyarla frente a un desafío enorme que tiene”, dijo Stolbizer en declaraciones a Radio Nacional.

En ese marco, la diputada afirmó que “el gobierno nacional también tiene que ayudarla, darle atención y recursos que la provincia necesita” y destacó que, “por primera vez, un gobernador se ha plantado frente al gobierno nacional aún siendo del mismo signo político y eso merece apoyo”.

Stolbizer contó que mantiene “reuniones habituales” con Vidal, con quien tiene una “relación política y humana”, de “confianza y afecto reciproco”, y destacó que es una “persona muy abierta, que permanentemente escucha a los demás”, lo cual representa “un gran valor y una gran virtud” para un gobernante.

Los elogios y el blanqueo del paco con Vidal en la Provincia, llegaron a embarrar el posible entendimiento entre Margarita y el tercero en discordia: Sergio Massa.

Es que mientras es oficialista de a ratos, en el Congreso juega a la oposición moderada, en un acuerdo público con el Frente Renovador de Massa.

Claro que este doble juego entre Cambiemos y el Frente Renovador, pone a Margarita en un delicado equilibrio para definir su futuro. Mientras Massa tironea para retenerla en un acuerdo con vistas electorales, la referente del GEN se muestra cada vez más amarilla y hace tambalear esa posibilidad.

De hecho desde hace unas semanas trascendió que el PRO está testeando la imagen de Stolbizer para tratar de sacarla a la cancha y neutralizar la candidatura de Elisa "Lilita" Carrió, otra denunciante crónica pero que por momentos se convierte en impredecible.