“Venimos relevando los faltantes de insumos en hospitales que se agudizó luego de las elecciones” denunciaron desde CICOP por medio de un comunicado difundido hoy. Y detallaron: “se sostienen las dificultades en algunos elementos determinados, como descartables y medicaciones, sobre todo antibióticos de segunda línea, psicofármacos y antidiabéticos”.

La crítica situación que atraviesan los hospitales bonaerenses, producto del ajuste del gobierno de Cambiemos que se materializa en el presupuesto más bajo de la historia en la salud pública, tiene su contraste con la gobernadora María Eugenia Vidal mudando sus actividades y reuniones a las oficinas del barrio porteño de Retiro y, según afirman distintas fuentes de gobernación, cada vez más ausente de la Casa de Gobierno ubicada en La Plata.

“Además, en la mayoría de los establecimientos se está trabajando sin stock, lo que genera que en muchas oportunidades se dejen de hacer algunas prácticas en pos de contar con los materiales necesarios ante una eventual emergencia” agregaron.

Desde el gremio que nuclea a los profesionales de la salud vienen cuestionando “la decisión unilateral del Gobierno de iniciar refacciones en las guardias sin atender las consideraciones de lxs trabajadorxs respecto a prioridades y necesidades provoca que muchas dependencias sigan con graves problemas”.

Por otra parte, sostuvieron que “en buena parte de las instituciones continúan existiendo mobiliarios vetustos y aparatología obsoleta, con notables dificultades para diagnosticar y comenzar tratamientos en forma ágil, lo que finalmente redunda en una afectación en la calidad de atención que se brinda”.