¿La caja del Banco Provincia da para todo? Esta vez salieron casi 2 millones para que María Noel Carrizo, directora de la consultora ADN,  le enseñe a los gerentes como adaptarse al “cambio” y “aprender a ser gerentes”.

De acuerdo a su currículum de Linked In, al buscar el registro de la empresa mencionada, no encontramos ninguna SH, SA o SRL que respondiera a ese nombre, siendo lo más próximo “ADN Consultora” que no está relacionada a Carrizo. Esto tal vez explique porqué las órdenes de compra salen a título personal de María Noel y bajo su número de CUIT, en lugar de realizarse a nombre de la supuesta empresa.

La información institucional de web de “ADN” no se condice con la de una consultora que cobra millones por sus talleres y cursos. No brinda información respecto a sus “directores”, no menciona dirección física de ninguna oficina o mail de contacto, y el teléfono provisto pertenece a la casa particular de María Noel. ADN Consultoría podría ser catalogada, como se dice en la jerga, como una empresa fantasma. Esto también explica porque desde las redes Carrizo siempre muestra las “reuniones informales” de ADN Consultoría en bares y cafés.

El background de Carrizo tampoco queda claro. Mientras en su currículum asegura haber sido directora de “TKT Consultora” desde noviembre de 2006 a diciembre de 2013, de acuerdo a las recomendaciones recibidas en la misma pagina, Hernán Delgado, un Martillero – Contador Público – MBA, asegura haber sido cliente de María Noel y le agradece haberlo ayudado a conseguir un préstamo: “La atención de Noel fue excelente cuando nos tocó obtener un préstamo hipotecario. Cumplió con los plazos estipulados y siempre tuvo una muy buena predisposición para nosotros sus clientes“. Cabe aclarar que las consultoras no brindan “prestamos hipotecarios”.

Los talleres brindados por la experta, cotizan entre 180.000 y 800.000 por curso y abarcan temáticas como “capacitación extracurricular – couching de gerencia general“, “jornada outdoor de gerencia general” o “Taller de trabajo en equipo y adaptación al cambio“.

Mientras Vidal sigue hablando de transparencia, en el Bapro le pagaron casi 2 millones a una consultora fantasma para talleres de coaching
Mientras Vidal sigue hablando de transparencia, en el Bapro le pagaron casi 2 millones a una consultora fantasma para talleres de coaching
Mientras Vidal sigue hablando de transparencia, en el Bapro le pagaron casi 2 millones a una consultora fantasma para talleres de coaching

La relación de María Noel con el Gerente General del Banco Provincia, Daniel Alonso, es tan estrecha que el ejecutivo participa como orador en los talleres y cursos que la entrepreneur imparte también en YPF. En el Facebook de la “consultora”, el día 18 de diciembre de 2017, María Noel le agradeció públicamente a Alonso por acompañarla. En esa oportunidad, el Gerente del Bapro se tomo el día para ayudar a Carrizo con su performance en otra empresa del Estado.

El Disenso amplió la investigación y entrevistó a Santiago Etchemendi, Secretario General de la Comisión interna del Bapro, Seccional Buenos Aires, para preguntarle si estaba al tanto de estas compras directas realizadas desde la institución. El representante de los trabajadores declaró que le parece una exageración que en 5 meses una sola persona cobre casi 2 millones de la Caja del Banco por cursos y talleres!!!

“Aparte… ¿Cómo es que el Gerente General necesita un couching para ser Gerente cuando hay cantidad de profesionales bancarios con los conocimientos y la idoneidad necesaria para el puesto? Es un exceso total de recursos cuando se está discutiendo respecto a los privilegios de los trabajadores, y queda demostrada la gran fiesta que se vive actualmente en el Banco Provincia“, agregó.

Para Etchemendi, “esto es una desconsideración total a todos los empleados a los que se les quitaron las horas extras trabajadas y se les niega el pago por su ejercicio de la profesión. El convenio colectivo de trabajo 18/75 indica cuanto se le debe pagar a un profesional que ejerce su profesión dentro de la institución y el Gerente General Alonso y el Presidente Curutchet están negando esa  posibilidad y están desconociendo el convenio colectivo, algo que solo ocurrió durante la dictadura cívico militar“, concluyó.

En cambio, para María Noel, que planifica su trabajo en bares y cafés, y ni siquiera tiene que poner una oficina para lograr contratos millonarios que, como en este caso, salen de la caja del Bapro, la vida es una fiesta y disfruta el momento.

Fuente: El Disenso