A raíz de los resultados exitosos de la prueba para la reducción de la jornada laboral implementada en Islandia, donde se demostró que los trabajadores mejoraron la productividad, la ministra de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, Mara Ruíz Malec, consideró que trabajar “muchas horas” no siempre “redunda en la productividad” y adelantó que le parece viable debatir la reducción de la jornada laboral a cuatro días con sindicatos y universidades.

“En algunos países se discuten regímenes de 30 horas semanales, nosotros partimos de un régimen de 48 horas semanales. Partimos de un punto tan alto que la discusión me parece bastante factible”, expresó la ministra bonaerense.

“Hay que debatirlo con sindicatos, empresas, el Estado y universidades”, sostuvo Ruíz Malec en declaraciones por AM 750 y agregó que “nuestro país tiene uno de los regímenes laborales más extensos del mundo. Estamos frente a la posibilidad de debatir un tipo de reducción de la jornada laboral que sea beneficiosa para la productividad y otros aspectos de la vida”.

En cuanto a un posible ingreso universal, la funcionara consideró: “Yo creo que las políticas que nos debemos a nivel laboral tienen que ver con una transición hacia el trabajo formal”, al tiempo que completó: “Nadie puede decir que por tener la asignación alguien no va a aceptar un trabajo formal porque la asignación la sostiene, con otro nombre pero la sostiene”.