La mala elección de Cumplir, que quedó con el 5%, arrastró al Movimiento Evita, uno de sus principales aliados. El referente de la agrupación, Fernando Chino Navarro, se quedó afuera de la cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires. Papelón: fue superado por el Frente de Izquierda.

Además, otro aliado del Movimiento Evita, como Juan Manuel Abal Medina, también se quedó afuera de la Cámara de Diputados nacional. El randazzismo solo logró meter uno solo diputado, Eduardo Bali Bucca, intendente de Bolívar. Sin embargo, se especula con que Bucca no asuma y de ese modo pueda acceder a una banca el ex jefe de Gabinete kirchnnerista.

El Movimiento Evita vive una situación de crisis interna a partir de su decisión de 2016 que consistió en enfrentar a Cristina Fernández de Kirchner. Esa resolución terminó con la escisión de muchos sectores internos. Además, su aventura randazzista terminó con el 5% de los votos.