Con este anuncio la referente del Movimiento Socialista de los trabajadores (MST) Nueva Izquierda reemplazará a Guillermo Pacagnini en la postulación a la gobernación de la Provincia.

El médico protagonizó, la semana pasada, un confuso episodio de trascendencia internacional, cuando se lo acusó de sustraer un maletín en el encuentro de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en Suiza.

La propia Ripoll se encargó de aclarar, sin embargo, que el cambio de aspirante al sillón platense no tiene relación con ese hecho, al cual ya se había referido Pacagnini como "una operación del gobierno y las patronales para contrarrestar la denuncia que estamos presentando en la OIT".

En la presentación, realizada en el Hotel La Plata de la capital bonaerense, Ripoll lanzó su candidatura a Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires acompañanda por quien será el candidato a la Presidencia de la Nación por el MST, el legislador porteño Alejandro Bodart.

Por su parte, Gustavo Giménez, dirigente del Movimiento Teresa Vive, será quien complete la fórmula provincial.

Giménez, en declaraciones radiales, se refirió a las aspiraciones del MST y a la coyuntura política de la izquierda, hoy: "La Provincia de Buenos Aires es la madre de la pelea electoral y queremos darla con toda la fuerza pese a tener una izquierda dividida” y continuó: “Seguimos planteando la unidad porque queremos que la izquierda dispute poder y eso solo se consigue en unidad, vamos a seguir peleando por un proyecto y no quedarnos en una pelea por un lugar o una banca”.

Por su parte, Vilma Ripoll expresó que “todo el mundo ve que los partidos tradicionales tienen una limitación y es que la gente no les cree y eso habilita a búsqueda de nuevas opciones y la Izquierda ha sido coherente. Esta Provincia tiene recursos, tecnología, mano de obra y se puede hacer una Provincia distinta y no una Provincia rica con un pueblo pobre”.

En cuanto a la falta de unidad entre los partidos de izquierda como el MST y el FIT, Ripoll dijo que “hay criterios mezquinos, cerrados, autoproclamatorios, si nosotros fuéramos todos unidos sería el hecho político que atraería a muchos”. Al respecto la candidata, en declaraciones al diario platense "El Día", responsabilizó a Víctor De Gennaro, por la imposibilidad de llegar a un acuerdo mas grande por parte de las fuerzas de izquierda.

“En capital Claudio Lozano no aceptó la unidad pero el principal responsable de la falta de un proyecto común es Víctor de Gennaro. Si la gente ve dividida a la izquierda no nos ve como una propuesta seria de gobierno. Ir divididos es un crimen” apuntó.

Por otra parte, Ripoll, que hasta ayer acompañaba en la fórmula al postulante a la Presidencia de la Nación, Alejandro Bodart, se encargó de aclarar que el cambio de aspirante a la gobernación provincial, y los movimientos de candidaturas "no tienen relación" con la denuncia contra el referente gremial de la CTA, Guillermo Pacagnini.

Para finalizar, Ripoll analizó la situación actual de la provincia. Dijo que a nivel económico “hay muchas cuentas en rojo” y que falta un plan que pueda lograr congeniar las necesidades de trabajo y de vivienda. Sobre el mismo tema detalló que “los impuestos y gravámenes son cada vez más altos, que se cobran a los que menos tienen y que las grandes empresas multinacionales en la mayoría de las ocasiones quedan exentas de este tipo de tributos”.

Y explicó que “hay que recuperar los recursos privatizados y que sería muy importante avanzar en lograr que el grueso del presupuesto nacional vaya a la generación de puestos de trabajo”. Hizo hincapié en que se deben generar empleos para los jóvenes ya que actualmente, según las cifras que maneja, el 53% no están insertos en el mercado laboral y más de 500 mil que no trabajan ni estudian”.