El subsecretario de Gestión de Riesgo de la Municipalidad, Rodrigo Páez, confirmó esta mañana la muerte de Miguel Ángel Rodríguez, quien fue aplastado por el árbol que cayó sobre su vivienda ubicada en 532 entre 15 y 16 en medio de las intensas ráfagas de viento.

En tanto, su hijo de 22 años, fue trasladado de urgencia al Hospital San Roque de Gonnet con graves heridas, donde finalmente falleció. En la casa vivían además otras tres personas, entre ellas un bebé, que lograron salir a tiempo y sobrevivieron a la tragedia.