Tras casi un año de estar en las sombras por el escándalo de contrataciones con fondos públicos que lo bajó de la campaña 2015, Niembro reaparece en la Provincia. Ya camina los municipios como armador macrista pensando en las trascendentes legislativas 2017.

Fernando Niembro tuvo una incursión frustrada en la política en las últimas elecciones, cuando debió bajar su candidatura a diputado nacional por el PRO en la Provincia a raíz del escándalo por las sospechosas contrataciones de su productora La Usina con el Gobierno porteño.

Sin embargo, tras "guardarse" casi un año, el periodista ya canta bajito Volver. Primero fue en la televisión con su programa en la señal de cable Fox y desde hace unas semana ya participa de asados en el conurbano con distintos dirigentes pensando en 2017.

En el terreno político, el primer encuentro masivo del que participó fue un asado que organizó en Lanús Néstor Grindetti, contó el portal LaPolíticaOnline.

En tanto, el último viernes estuvo en Mataderos en un asado que organizó el viceministro del Interior, Sebastián García De Luca, en su empeño por arrimar peronistas díscolos a Cambiemos, reuniones en las que suele incluir a algún hombre de Federico Salvai, "para que esté al tanto", según explican fuentes de Cambiemos.

Niembro es un histórico de Mataderos. Su padre, quien lo acercara a la política, fue un reconocido dirigente sindical de la UOM, muy respetado por esos pagos porteños.

La idea del retorno del periodista deportivo es seguir potenciado el armado PRO Peronista y acercar la gestión a referentes sociales que tiene más feeling con la liturgia peronista que con la ceocracia macrista. Para eso todavía se mueve sigilosamente, y espera que finalicen sus problemas judiciales para levantar el perfil.