Los dirigentes radicales opositores al acuerdo sellado en Gualeguaychú con el PRO, representados por los legisladores nacionales Julio Cobos (Mendoza) Gerardo Morales (Jujuy), José Cano (Tucumán), Luis Naidenoff (Formosa), Ángel Rozas (Chaco) y los bonaerenses Ricardo Alfonsín y Miguel Bazze, entre otros, se reunieron la última semana en la sede del barrio del Congreso de APL para conformar una mesa de conducción disidente y trazar los lineamientos generales de un nuevo plan de acción con miras a las PASO y las elecciones general.

Los díscolos acordaron reclamarle a Sanz que el partido los faculte formalmente a presentar listas de legisladores nacionales y candidatos a gobernadores junto a varios presidenciales, bajo la amenazante contraestrategía de quebrar con el ala radical oficial y postularse con fuerzas propias distritales. Además, le solicitarán al gran triunfador del mitín entrerriano que le exija al PRO que decline a sus posibles competidores en las provincias.

Tal es así que, los asistentes a la reunión -también participaron dirigentes distritales provinciales, entre ellos, el grupo Integración Radical (IR) de La Plata- decidieron solicitar que se “torne operativa” la cláusula 1 de la resolución fundante del Comité Nacional a que se amplíen los acuerdos programáticos y se instó a “revisar” el artículo 5 del mismo acta con el propósito de confiar la estrategia electoral en cada Comité Provincia. “Ojo que si joden mucho, todos tenemos nuestros partiditos provinciales y vamos por afuera”, se escuchó decir a algún dirigente en la reunión.

Vale recordar que la convención nacional de la UCR que se juntó en Entre Ríos aprobó una alianza con el jefe de gobierno porteño y precandidato presidencial Mauricio Macri y admitió sólo excepcionalmente que algunos postulantes a gobernador puedan pegar sus boletas a la de Sergio Massa. Sin embargo, se limitaron las boletas de diputados y senadores nacionales y de parlamentarios del Mercosur a la coalición con el PRO.

Habrá que ver cómo se desarrollan los hechos los próximos días pero todo parece indicar que antes de la Convención Bonaerense que estará a cargo del alfonsinismo podría haber otro encuentro que oficie de antesala.