Al igual que con el cierre de las escuelas del Delta y las de las zonas rurales, el área educativa del Gobierno de la Provincia canceló la clausura de los Bachilleratos para Adultos y comenzarán las clases.

El gobierno de María Eugenia Vidal recalculó y evalúo no cerrar los 441 Bachilleratos de Adultos. Lo mismo sucedió con el cierre de escuelas del Delta y rurales, donde la administración provincial había estudiado las “alternativas” y resaltó como la mejor posibilidad el “reacomodamiento” de alumnos, a poco menos de dos semanas del inicio del ciclo lectivo.

“La decisión de reorganizar la oferta formativa para mayores y menores de 18 años que quieren retomar sus estudios, se basa en la pedagogía y no en la economía” señaló el legislador que durante el primer periodo de gestión comandó la Comisión de Educación en la Cámara de Diputados.

En esta oportunidad, se trata del cierre de los bachiller de adultos, que fueron resistidos por los docentes de las instituciones y que marcó un momento de tensión en la negociación docente. Incluso, los bloques legislativos volvieron a insistir con la presencia del Director General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires, Gabriel Sánchez Zinny, en el recinto.

Si bien la resolución no fue difundida oficialmente, la secretaria Gremial de SUTEBA, Marcela Escobar informó que "logramos que no se cierre ningún primer año y eso es lo que vale, porque todos van a poder empezar la secundaria en el lugar que eligieron hacerlo".

A través de un comunicado SUTEBA adelantó que controlará el cumplimiento de la ley “para que ningún docente se quede sin trabajo ni sean afectados sus derechos adquiridos".