El tiempo transcurre y las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) ya se vislumbran en el horizonte de los partidos políticos. Agosto es el mes en el que cada fuerza política deberá dirimir, mediante los votos, el candidato que llevará, en octubre, a las elecciones generales.

La modalidad de interna abierta trajo aparejado un fenómeno que los analistas políticos ya auguraban, incluso, antes de la aprobación de la reforma de la ley electoral. La aparición de listas que paralelas con proyección suficiente para disputar los votos desde dentro del peronismo, a varios históricos de la provincia.

Y esto sucede en la actualidad en Florencio Varela y otros territorios del conurbano. Allí, la lista de Martín Sabbatella, con aval de la Presidenta, se afirma para competir por la jefatura distrital, disputándole, en agosto, los votos del Frente para la Victoria.

PRIMEREANDO dialogó con el hombre que intentará arrebatarle, al histórico Julio Pereyra, la posibilidad de ir como representante, en Florencio Varela. Se trata de Héctor Salatino, actual concejal por el partido de Sabbatella.

"Pereyra quiere ser el único candidato para el electorado del Frente para la Victoria, en Varela, en agosto, y por eso, para asegurarse continuidad, quiere sacarnos de la cancha" aseguró Salatino, en referencia a los intentos del actual Intendente de "bajar" la lista de Nuevo Encuentro, para agosto.

Es que desde el partido de Sabbatella aseguran que Pereyra llegó a sugerirle a la mismísima Presidenta de la Nación esa posibilidad. Pero el respaldo presidencial a Nuevo Encuentro lo estaría impidiendo, y eso enoja al actual jefe comunal, que cada tanto envía señales a la Casa Rosada, de su disgusto con la situación.

Pero el intento de eliminar la competencia interna no es una preocupación únicamente de Pereyra. En el día de ayer, en el cónclave celebrado por el PJ provincial las autoridades partidarias, los intendentes y dirigentes territoriales habrían mencionado el tema de las colectoras en el debate sobre las coyunturas políticas locales y seccionales.

Por ahora, Pereyra y el resto de los intendentes donde NE tiene incidencia, se verán las caras como adversarios en las PASO de agosto, dentro del Frente para la Victoria, para ver quien representa al partido del gobierno nacional en octubre.

Los números en el sur alientan al precandidato de Nuevo Encuentro, quien aseguró que: "Julio Pereyra no expresa al kirchnerismo, y lo demuestra en que cuando hay una necesidad en el distrito, como la ausencia de gas natural, por ejemplo, malgasta los recursos propios y los que envía Nación, en lugar de asignarlos a quienes lo necesitan".

El sabbatellismo está en Varela no sólo ante la posibilidad (histórica) de gestionar uno de los municipios mas importantes del sur del conurbano bonaerense, sino también el desafío "de intentar terminar con ciertos vicios de la conducción política en la Provincia de Buenos Aires". Vicios que el kirchnerismo ha incorporado con los ojos cerrados, al cruzar acuerdos con los barones del conurbano.

Para cerrar, Salatino reafirmó las intenciones del partido de Sabbatella: "Retirarnos sería traicionar al Proyecto Nacional de Néstor y Cristina, al que queremos representar desde la intendencia de Florencio Varela, pero también sería traicionar a quienes, en éste distrito, nos confían su voto desde hace muchos años".