Se trata de un novedoso sistema para prevenir inundaciones reiteradas en la cuenca del Salado. Participan del proyecto de alertas para inundaciones y sequías el Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología; la Comisión de Investigaciones Científicas, el Instituto de Hidrología de Llanuras, la Autoridad del Agua de la Provincia y la empresa REDIMEC.

La cuenca sur del Río Salado es un área que muy a menudo ha padecido esos fenómenos climáticos, pero también atraviesa los lugares donde se origina el 25% de la producción agropecuaria del país.

Por ello el interés de las autoridades nacionales, provinciales y de los privados para terminar con el desborde de sus aguas.

El desarrollo e implementación de los trabajos beneficiará a ocho distritos de la Provincia y demandará una inversión de más de 43 millones de pesos.

Las estaciones hidrometeorológicas previstas se emplazarán en los partidos de Olavarría, Tapalqué, Azul, General Alvear, Rauch, Tandil, Ayacucho y Pila.

Participan del proyecto el Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología, la Comisión de Investigaciones Científicas -CIC-, el Instituto de Hidrología de Llanuras, la Autoridad del Agua de la Provincia -ADA- y la empresa REDIMEC.

A través de un subsidio de casi 25 millones de pesos de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica y la constitución de un consorcio público privado que aporta más de 18 millones, se suscribió el convenio que tendrá un plazo de ejecución de tres años.

El presidente de la CIC, José María Rodríguez Silveira, destacó que “seguimos trabajando con la mira puesta en generar condiciones de desarrollo que beneficien a la sociedad en su conjunto, tal como lo solicita el ministro Cristian Breitenstein, respondiendo a los objetivos trazados por el gobernador Daniel Scioli”.

Por su parte, el titular de la Autoridad del Agua, Norberto Coroli, señaló que “contar con un sistema de alerta de inundaciones y sequías en la cuenca donde se origina una gran parte de la producción agropecuaria del país constituye un hecho trascendente" y agregó que “la continuidad del plan maestro integral de la cuenca del Río Salado ha sido una cuestión central para la gestión del ministro Alejandro Arlía y gobernador Daniel Scioli”.

El sistema que se instrumentará involucra entre otros rubros el desarrollo del software para visualización de las alertas, la fabricación y armado de los equipos, las comunicaciones, la localización de las estaciones, la formulación de modelos matemáticos de pronóstico de crecidas, relevamientos, y creación de prototipos.