El intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, confirmó que "desde mañana" se "tomarán medidas restrictivas para enfrentar un nuevo pico de contagios en el distrito”. “Se reducirá el horario nocturno de las 5 a las 2 AM y además se suspenden las visitas a los geriátricos y las reuniones sociales serán con un máximo de 10 personas. La prioridad es tratar de evitar el colapso sanitario”, describió.

El jefe comunal macrista señaló que en “terapia intensiva tenemos hoy una ocupación de un 65% de camas. Hemos reforzado los hisopados y nos preocupó la cantidad de sintomáticos con un positividad que creció a un 33%, eso hizo que tomáramos estas decisiones”.

En ese marco, precisó que “hay que seguir cuidándonos, la vacunación viene lenta y es lógica la relajación con un grupo etario que le ha perdido el miedo al virus. En el municipio estamos esperando la llegada de más dosis”, describió en diálogo con Radio Provincia.