Tras el ataque contra los pañuelos de Madres y Abuelas de Plaza De Mayo en Olavarría y las pintadas en la Facultad de Ciencias de la Salud con mensajes violentos contra el kichnerismo, un grupo de militantes macristas salió a adjudicarse el ataque simbólico contra los organismos de derechos humanos.

Lejos de considerar que se trata de un delito, incluso penado como contravención por una ordenanza municipal, la agrupación expresó en sus redes sociales que “El equipo Republicano salió a las calles a manifestarse” y destacaron que “hubo mucho acompañamiento de la gente”. “Chau se van #NoVotemosK” señalaron con un mensaje en la red social Instragram.

En la misma cuenta, se observa en posteos una explícita adhesión al PRO, con una invitación a la reunión con vecinos en Olavarría que realizaron el Jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, el candidato a diputado bonaerense Diego Santilli y el intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, como parte de sus actividades de cierre de campaña electoral.

Acorralado por el reclamo de un sector importante de la comunidad locla, el intendente Ezequiel Galli (PRO) publicó un mensaje en sus redes sociales y rechazó los actos de vandalismo del último fin de semana: “Mi absoluto repudio a este ataque cobarde e innecesario” expresó.

En tanto, un amplio abanico de organizaciones políticas y organismos de Derechos Humanos de Olavarría repudiaron los ataques realizados contra los símbolos de la lucha de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.

Uno de los documentos más contundentes, fue realizado por la Comisión por la Memoria de Olavarría: “Nos invade un profundo sentimiento de tristeza y preocupación” alertaron.

“Vemos que tales actos se corresponden con actitudes de intolerancia y violencia, que nada tienen que ver con los valores democráticos que persigue nuestra sociedad” explicaron.

En ese sentido, remarcaron que “los pañuelos de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, no sólo representan su lucha contra el secuestro, la tortura, el asesinato y el robo de bebés que llevó adelante la última dictadura militar, sino que simbolizan un recuerdo pacífico y potente de la historia más oscura y trágica que vivió nuestro país” dijeron.