Es parte del mecanismo de devolución del aumento tarifario que fue dejado sin efecto por la Suprema Corte de Justicia provincial.

En el fallo, el juez en lo contencioso, Luis Federico Arias, hizo lugar de manera parcial a una medida cautelar presentada por el ex diputado provincial, Oscar Negrelli, que solicitaba que se descuente un 25 por ciento.

Arias ordenó a la empresa descontar un monto equivalente al 15% del valor total de la facturación de los próximos seis periodos, a cada una de las unidades de facturación reconocidas por la empresa como afectadas por el aumento tarifario dispuesto por Decreto 245/12.

Según el fallo, la medida regirá a partir del próximo periodo (junio- 2015) y por el plazo de seis períodos consecutivos, o hasta tanto se dicte sentencia en autos, lo que ocurra primero.

En abril pasado la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires dejó firme el fallo que declaró nulo el decreto que aumentó en hasta un 180% las tarifas aplicado en el 2012 por la empresa Aguas Bonaerenses (ABSA) y que obliga a la Provincia a devolver en futuras facturaciones las sumas abonadas por los usuarios.

El fallo quedó firme al denegar el máximo tribunal un recurso federal presentado por la Fiscalía de Estado para que la controversia pase a órbita de la Corte Suprema de Nación.

Pero ABSA hizo otro planteo y desde la empresa entienden que hasta que no se resuelva la nueva solicitud, el aumento está vigente.

Según el fallo de Arias, la empresa debería devolver unos 12.500 millones de pesos a más de 3,7 millones de usuarios que posee en la provincia.