"No podemos dejar liberado el precio para que un argentino pague los precios de exportación, porque en vez de 800 pesos el kilo de asado va a valer 2.000 pesos", aseguró Zurro. "El Estado tiene que volver a regular la carne y los alimentos como en la época de Perón, pero adaptado a estos tiempos", añadió.

Además, el Intendente aseguró en declaraciones radiales que hay que ir "por la regulación de los granos y la carne, aunque no les guste a los gorilas".

"Entre mis colegas intendentes yo tengo una cucarda, que es la de no haber asistido en mis 14 años de máxima autoridad municipal a una fiesta de la rural de mi ciudad. ¿Para qué ir?, si siempre criticaban a Cristina Kirchner", señaló.

"Si iba me cagaba a trompadas con todos los gorilas arriba del escenario", contó, sin pelos en la lengua. "Yo no me puedo pelear con un chacarero. Sin ofender a nadie, tenemos que dar una pelea sobre la redistribución de la riqueza, no sé lo haremos con este Gobierno o con otro", concluyó Zurro.