Insólito pero real. En la escuela San José, ubicada en Simón de Iriondo y Constitución, en San Fernando, norte del Gran Buenos Aires, una persona puso la boleta de “Carpincho para Todos", que jugaba con los animales que invadieron varios countries del conurbano. “Nordelta, la vida que queremos”, bromeaba la boleta. 

El caso es que en esa mesa, los carpinchos le ganaron a, nada menos, que Guillermo Moreno, el candidato que se presentó como el líder más "genuino" del peronismo. Fue tan mala la elección del ex funcionario kirchnerista, que no llegó al 1% de los votos. Y en algunas escuelas perdió hasta con boletas inventadas. Papelón.