Unos 650 trabajadores de la Fábrica Paquetá de Chivilcoy se quedarán sin sus puestos laborales a partir del 31 de diciembre próximo.

Los principales motivos del cierre de la empresa de capitales brasileños se debe a la apertura de importaciones, caída del consumo y suba de los costos, entre otros aspectos de la realidad económica de nuestro país.

La empresa de capitales brasileros pide a los trabajadores que adhieran al retiro voluntario.

La decisión se dio a conocer anoche, a través de un comunicado de la empresa que pide a los trabajadores que se acojan al régimen de retiros voluntarios. Aquellos que no adhieran, serán considerados como despedidos a partir del año que viene.

Paquetá es una empresa da capitales brasileños y que más personas emplea en el ámbito privado del distrito; hombres y mujeres, que serán nuevos desempleados a partir del 1 de enero de 2019.

Este año se especuló acerca del posible cierre de la fábrica, hasta que se convirtió en una realidad. Al cierre de líneas de producción, despidos y retiros voluntarios que se dieron, se le sumó ahora que Adidas, principal demandante de calzado de la planta, dejó de encargarle pedidos a la empresa.

La crisis en el sector del calzado, producto de la apertura indiscriminada de las importaciones, lleva a que, después de esta primera quincena de noviembre, la fábrica no tenga más trabajo para realizar.