Como parte de su recorrida por el interior de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof estuvo acompañado por el candidato al intendente del Frente de Todos, Federico Susbielles.

En una de sus intervenciones más destacadas acerca del rol económico que debe tomar Bahía Blanca, el ex ministro de Economía, aseguró: “hay que pensar en cómo esta ciudad puede encajar en un país que vuelve a impulsar el desarrollo. En ese sentido la provincia va a necesitar mucho de Bahía, que debería ser uno de los corazones de la producción.

En diálogo con una radio local, el candidato opositor se refirió a las repercusiones de su dicho sobre la pobreza y la venta de drogas, y caratulo al gobierno de encabezar una campaña sucia.

“Ya estamos acostumbrados, no vamos a entrar en la provocación ni a perder el tiempo. Pensamos que con el llamado de atención del 11 de agosto iban a tener ideas nuevas. Ocúpense de resolver los problemas que ustedes mismos crearon”, agregó

En la ciudad de Bahía Blanca, el Frente de Todos quedó muy cerca de poner un intendente en el palacio municipal de calle Alsina. En una conferencia de prensa en un hotel de la ciudad, Kicillof criticó al gobierno nacional y provincial.  “En estos 4 años, en ninguno de sus discursos ante el Congreso, el presidente Mauricio Macri mencionó las palabras industria, puertos o se refirió al interior de la Provincia de Buenos Aires”, manifestó.

“Hay que pensar en cómo esta ciudad puede encajar en un país que vuelve a impulsar el desarrollo. En ese sentido la provincia va a necesitar mucho de Bahía, que debería ser uno de los corazones de la producción,” dijo.

La elección local estuvo muy peleada. Juntos por el Cambio, obtuvo el 39,5 de los votos, mientras que el candidato a intendente por el Frente de Todos, Federico Susbielles quedó a cuatro mil votos con un 37,08%.