En el PRO, la única candidatura definida es la de Mauricio Macri, y el resto de los dirigentes orbitan alrededor de su postulación presidencial.

En la provincia de Buenos Aires, distrito en el que más se evidencia la falta de estructura propia, Macri pretende optimizar recursos. Por eso mandó a que María Eugenia Vidal y Fernando Niembro hicieran campaña por separado.

Sin embargo, tampoco descarta que el candidato sea Gustavo Posse, el intendente de San Isidro que se encuentra a un paso de volver al PRO.

La vicejefa de Macri y posible candidata a gobernadora visitó la ciudad de Campana, donde aseguró que “la provincia tiene que recuperar los recursos que le pertenecen pero también hay que administrarlos bien y ver donde están las prioridades de la gente”.

Acompañada por el concejal y candidato a intendente Sebastián Abella, Vidal se reunió con vecinos y participó de las actividades del local partidario. Allí, aseguró estar “trabajando en la provincia para fortalecer a un equipo que pueda hacer el mismo cambio que se hizo en la Ciudad”.

En tanto, el periodista que Macri quiere como segundo de Vidal, invitado por el sector de Unidos por Bragado, recorrió la ciudad y se hizo un tiempo para participar de una reunión con público en las instalaciones de un bar.

El comentarista de Fox Sports, maestro en el arte de las Publicidades No Tradicionales, explicó que el PRO está compuesto por la confluencia de diferentes sectores políticos, haciendo referencia a la reciente alianza con Elisa Carrió.

Además, agregó que no cree en las encuestas, porque la política se percibe al caminar la calle y escuchar a los vecinos. “Estoy convencido de que Mauricio Macri va a ser el próximo Presidente de la Nación”, afirmó Niembro y destacó que “vamos a ganar acá, en Bragado, porque somos miles".

Para finalizar, el vocero del PRO señaló que "el Gobierno está en retirada, desganado y desviado de los principios, por eso la gente ya no les cree".