Mauricio Macri y María Eugenia Vidal inauguraron hoy un nuevo Metrobus en Quilmes. Junto al intendente de esa localidad bonaerenses, Martiniano Molina, anunciaron la finalización de esa obra.

Al tomar la palabra, Mauricio Macri comenzó su discurso parafraseando al peronismo y dijo "nos tocó un día bien Cambiemos", en referencia al día soleado.

Luego, el jefe de Estado celebró que "estamos viviendo tiempos de transformación". "No es fácil animarse a cambiar. Es salir de ese lugar conocido pero nosotros estábamos convencidos de que se necesitaba un cambio en la Argentina y por eso le dimos para adelante con todo", arengó en tono de campaña.

Después de un repaso por las obras de Metrobus que realizó su gobierno en Capital Federal, distritos bonaerenses y en provincias como Neuquén y Santa Fe, aseguró que "esto es progreso real", aunque aclaró que, a pesar de la recesión, "vinimos a hacer crecer a este país pero sin las bases no podemos crecer, sin instituciones transparentes, donde se cuide el dinero de la gente no podemos crecer", y concluyó que "ahora sí estamos listos para crecer durante muchos años".

Por su parte Vidal indicó que  "esta es la muestra de que lo está pasando y de que todo lo que hicimos juntos en la Ciudad puede llegar a la provincia y a toda la Argentina". Además, se animó a tirar la primera promesa de campaña: "ya hicimos 40 kilómetros de Metrobus en la provincia y vamos por cien más si la gente nos vuelve a elegir".

En la inauguración también estuvo presente el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich.