Los profesionales de la salud de la Provincia de Buenos Aires, agrupados en el gremio CICOP, realizaban ayer jueves la segunda jornada del paro de 48 horas que comenzó en los hospitales bonaerenses el miércoles. Fue en reclamo de aumento salarial y exigencia de mejores condiciones a Provincia.

Pero en el transcurso del segundo día de paro fueron convocados a negociar nuevamente con el Gobierno de Daniel Scioli. Allí la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP), recibió una oferta de aumento salarial que promedia un 35 por ciento, que puntualmente varía entre un 33 a un 38 por ciento de incremento, dependiendo de la categoría, función y antigüedad de cada trabajador.

El encuentro se realizó en el salón paritario del Ministerio de Trabajo bonaerense en La Plata, donde además se pactó un plazo máximo de 120 días para que el gobierno de Scioli sancione un decreto para prevenir el desgaste laboral que están sufriendo los médicos y profesionales de la salud de la CICOP, norma que incluirá una reducción en la edad jubilatoria y el cese de las desgastantes guardias de 24 horas, entre otros puntos.

A pesar de la convocatoria, los profesionales de la salud no suspendieron la segunda jornada de huelga. El titular de Cicop, Fernando Corsiglia, señaló que la medida tuvo "un muy alto nivel de acatamiento".

Tras el encuentro de este jueves con los funcionarios bonaerenses, en la sede de negociaciones colectivas del Ministerio de Trabajo, los médicos publicaron en su portal web como continuará el proceso: "Tanto la propuesta de incremento salarial como todos los otros puntos, serán analizados por los trabajadores y trabajadoras de la CICOP en el Congreso Provincial realizarán este sábado 14 de marzo en la sede de la CTA nacional (CTA-A)"

El paro de Cicop se llevaba a cabo a falta de una propuesta salarial mejorada por parte de la Provincia luego de que el gremio rechazara dos ofertas, una formal de 28 por ciento de incremento en tres cuotas y otra, informal (fuera del marco de paritarias), de entre 31 y 32 por ciento.