Los trabajadores judiciales de la Provincia de Buenos Aires, nucleados en la Asociación de Judiciales Bonaerenses (AJB) decidió sumarse a las medidas de fuerza de los trabajadores de la ley 10.430 y a los médicos bonaerenses, unificando el reclamo para que las paritarias provinciales se acerquen al 40% de aumento en el sueldo básico.

Luego que los gremios de estatales y de profesionales de la salud, anunciaran medidas de fuerza para las próximas dos semanas, ayer el gremio que nuclea a los empleados judiciales bonaerenses anunció que de no recibir una nueva y mejor oferta salarial por parte del Ejecutivo arrancarán marzo con nuevos paros.

Así lo destacaron desde la Asociación Judicial Bonaerense, que viene de rechazar una oferta de incremento del orden del 25 por ciento en dos tramos presentada por el gobierno.

“El gobierno dijo que nos iba a convocar la semana pasada, pero aún estamos esperando. De no mediar una pronta respuesta, la semana próxima realizaremos asambleas departamentales para definir medidas de fuerza”, advirtió Pablo Abramovich, secretario Adjunto de la AJB.

“Este año pudimos definir de manera unánime cuál es el reclamo de los trabajadores judiciales en materia salarial. No sólo exigimos una recomposición que nos ayude a recuperar el poder adquisitivo perdido por la inflación, sino también avanzar en una justa distribución salarial dentro del Poder Judicial”, agregó Hugo Blasco, secretario General.

La AJB reclama un aumento del 40% sobre los sueldos básicos de diciembre, que deberá abonarse en una sola cuota.

Por otra parte, el gremio reclama que la Provincia equilibre el aumento del 5 por ciento otorgado en noviembre del año pasado a los jueces, que disparó medidas de fuerza por parte de los judiciales bonaerenses.

De esta manera los judiciales suman su reclamo al de los estatales, los médicos y los docentes que intentan llevar las negociaciones paritarias del 2015 a un piso del 40%.

Con todos esos sectores, la gestión provincial viene teniendo negociaciones ríspidas, en las que no ha otorgado un piso que supere el 30% de incremento salarial.

De hecho la propuesta más generosa ha sido realizada a los docentes bonaerenses cuando, la semana pasada, se les ofreció un aumento del 28%.

Se masifica el conflicto por las negociaciones salariales.