Las autoridades de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) expresaron su malestar por lo que consideraron "ligereza del Gobierno de Daniel Scioli ante las negociaciones salariales". Y advirtieron que, de no recibir respuestas satisfactorias, llevarán adelante otra huelga con movilización el 2 de marzo.

Luego de no tener un resultado satisfactorio la última reunión de negociaciones salariales, el Consejo Directivo Provincial de ATE bonaerense resolvió convocar un paro de actividades para el miércoles 11 de febrero.

Según expresó el titular del sindicato, Oscar De Isasi, la medida de fuerza tiene por objetivo manifestar el "profundo malestar del gremio por la ligereza con la que el Gobierno bonaerense está manejando la negociación salarial y para exigir el resto de las consignas del gremio".

A su vez, advirtió que "el conflicto va a crecer en la Provincia. Y desde ATE y la CTA Buenos Aires vamos a hacernos cargo de este conflicto y lo vamos a representar".

En esta línea, adelantaron que si el Gobierno continúa en la postura de no presentar ofertas de incrementos salariales, llevarán adelante un paro con movilización el 2 de marzo.

Desde el inicio de las paritarias, desde ATE reclaman un aumento de entre 40 y 43 por ciento.