Ayer, miércoles, se realizó el Congreso Extraordinario de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB). Allí se resolvió facultar al Consejo Directivo de la entidad para concurrir este jueves a una reunión con el ministerio de Trabajo.

Para la FEB, ese encuentro fue convocado “luego del contundente paro de 72 horas que comenzó el lunes 2 de marzo”. Paro que para la Provincia fue intrascendente.

“La contundencia del paro de 72 horas de esta semana, en medio de presiones e intimidaciones de todo tipo, dio como resultado esta convocatoria, a partir de la cual esperamos que se comience a dar respuesta a nuestros planteos salariales”, aseguró Petrocini.

Y garantizó su asistencia a la mesa de negociación: “vamos a concurrir porque siempre apostamos al diálogo y nuestro objetivo es lograr una mejora en los salarios del sector”, pero advirtió que “si el encuentro no sirve para avanzar en el justo reclamo de los docentes, vamos a efectivizar las medidas de fuerza que fueron votadas hoy por el Congreso”.

En este sentido, indicó que “las medidas votadas por el Congreso quedan en suspenso hasta tanto podamos evaluar los resultados del encuentro, ya que este es el mandato de las bases y la voz de los docentes”.