El gobierno bonaerense realizó una última oferta para el mes de diciembre del año pasado que trepó al 9% y llega a un incremento anual del 44,6%. En comparación con la inflación anual de 2020, que fue del 36,1% según el INDEC, el sector de la salud le ganó por varios puntos y pudo recuperar una parte de la pérdida salarial sufrida años atrás.

De esta forma, el salario inicial a diciembre de 2020 quedaría en $55.260 para un médico o médica que trabaja 36 horas semanales, sin realizar guardias y, por ser ingresante, sin antigüedad. Si bien el promedio acumulado será del 44,6% en promedio, en las categorías más bajas llegarían al 48,1%.

Entre este miércoles y jueves, los distintos gremios de la salud realizarán asambleas y el viernes llevarán adelante un Congreso para votar en favor o no de aceptar la oferta.

Desde la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP) precisaron que la propuesta “también contempla un aumento proporcional para los residentes y para los reemplazos de guardia" y destacaron el “avance” que significa que se haya hecho una oferta por arriba de la inflación porque rompe una tendencia de varios años en la que veníamos perdiendo sistemáticamente poder adquisitivo”

Además, el Secretario General de CICOP, Pablo Maciel, resaltó que el Gobierno "accedió a poner en marcha distintas mesas técnicas que comenzarán esta misma semana para analizar nuestros planteos en relación a la ampliación de licencias de descanso, la regularización de la carrera hospitalaria, los expedientes demorados, las leyes de excepción y la correcta aplicación del decreto de desgaste laboral".