A instancias de la demanda colectiva presentada por la Defensoría del Pueblo de la Provincia, la jueza Fulgheri hizo lugar a la medida cautelar y dispuso que el Municipio de San Nicolás, a cargo de Manuel Passaglia, se abstenga de “intimar y ejecutar el tributo correspondiente a la Tasa de Desarrollo Urbano que se incrementó por encima de un 150 por ciento”.  

El aumento que la justicia frenó fue impuesto en diciembre del año pasado, cuando el municipio local presentó en el Concejo Deliberante una nueva ordenanza fiscal y tarifaria. Allí, se planteó un cambio de denominación y fórmula para la hasta entonces Tasa de Alumbrado Barrido y Limpieza (ABL) que pasó a la cuestionable Tasa de Desarrollo Urbano.

En ese momento, el bloque macrista, haciendo uso de su mayoría en el Concejo Deliberante y pese a la negativa de todo el arco opositor, modificó la base imponible. Hasta ese entonces, el tributo local que se cobraba acorde a la cantidad de metros del frente del inmueble mutó, por orden de Passaglia, al criterio de valuación fiscal fijada por la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA).   

El tarifazo implementado generó el rechazo de la comunidad local, donde en algunos casos llegó a superar el 7500% de incremento. Ante esta situación, la Defensoría del Pueblo impulsó los planteos de “confiscatoriedad” al verificar los obscenos aumentos que desvirtúan la naturaleza jurídica de la tasa que abonan los vecinos a cambio de un servicio concreto brindado por el Municipio.  

Mientras aún resta definir la inconstitucionalidad de la Ordenanza Fiscal planteada en la demanda colectiva, el intendente macrista tendrá acatar este tope de 150 por ciento, que continúa siendo alto, como incremento máximo en las facturaciones.

Al igual que su padre Ismael, quien controló el poder local hasta que en 2017 pasó a ser funcionario de María Eugenia Vidal como titular del Instituto de la Vivienda, Manuel Passaglia acumula causas penales en su contra. En febrero de este año, la Cámara Federal de Rosario ordenó un allanamiento en el domicilio del clan Passaglia en el marco de la investigación de lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

Como si fuera poco, el intendente macrista también está siendo investigado por una causa de narcotráfico, lavado de activos y asociación ilícita que se tramita en el Juzgado N° 6 de Comodoro Py.

 Además, Manuel Passaglia tiene una denuncia en su contra impulsada por la familia Lassalle. Acorde a la imputación que se tramita en el Juzgado Contencioso Administrativo N° 1 de San Niclás, el intendente cambemita pretende expropiar un predio de 9 hectáreas sin "tener la declaración de utilidad pública provincial o nacional como exige la ley de expropiación bonaerense", por un valor "irrisorio", y obviando que tramitaron un proyecto de "urbanización y loteo que recibió la conformidad del Municipio y de la provincia".