Los secuestros extorsivos fueron moneda corriente en la Provincia de Buenos Aires, pero la ministra de Seguridad Patricia Bullrich difundió cifras que indican una baja del 27% en esta modalidad delictiva.

Bullrich lo  dijo durante su informe en la Comisión Bicameral de Fiscalización de órganos y actividades de Seguridad Interior, la cual se convoca para analizar la problemática y responder preguntas de los legisladores de la oposición, en el marco de su primer informe de gestión.

La ministra se refirió también a la lucha contra el narcotráfico y a los secuestros que, según afirmó, presentaron un descenso con en la provincia de Buenos Aires, con respecto a 2015.

"El secuestro es de alta preocupación social, genera mucha incertidumbre y desazón, tiene que ver con esta forma de variación que hace el delito, aparece en entradera, de golpe es un secuestro express", afirmó Bullrich.

Según la estadística brindada por la funcionaria, en la provincia de Buenos Aires hubo una disminución de casos de secuestro en un 27,4% y un aumento en la Ciudad del 25%.

"El total de la disminución en CABA y la Provincia es del 19,1%", aseguró. Sin embargo, volvió a subraya que "la exposición mediática ha sido muy elevada".

Bullrich anunció que el Gobierno prepara una reforma de la Policía Federal para que se convierta "en una fuerza de investigaciones complejas, que tenga menor nivel de territorialidad y que se dedique a delitos federales, con analistas y una buena policía científica".

La ministra de Seguridad afirmó que la Policía Federal "tiene que dejar de ser una fuerza de comisarías" al fundamentar la reforma, en el marco del informe de gestión que brindó ante la comisión bicameral de Fiscalización de los Órganos y Actividades de Seguridad Interior.