Asumió temporalmente luego de que Pablo Bressi fuera apartado como jefe de Policía de la provincia de Buenos Aires. Esta semana María Eugenia Vidal hará oficial su asunción. Conoce el pasado oscuro de Fabian Perroni, el elegido de Vidal para cuidar la provincia.

Fabian Perroni es hoy el principal candidato para suceder al jefe de la bonaerense Pablo Bressi, quien pidió su pase a retiro tras ser acusado por Elisa Cario de corrupción, y de ser el líder de un sistema de recaudación ilegal vinculado, entre otros ilícitos, al narcotráfico. El segundo de la fuerza y su principal sucesor, Fabian Perroni, fue denunciado por torturas y pasó 2 años en disponibilidad.

La primera denuncia por torturas data del año 1992, cuando Perroni era oficial inspector y fue convocado a colaborar en la comisaría novena de La Plata, para investigar a una banda que asaltaba carnicerías. En aquel momento el hoy jefe temporal de la bonaerense, realizaba, sin éxito, un operativo en busca de uno de los sospechosos, en el que solo encontraron a un testigo que fue llevado a la comisaria. Allí, según la denuncia, lo sometieron a supuestos malos tratos y tormentos físicos para que “cantara y delatara al compañero”.

Cinco años más tarde, en el marco de la causa por torturas, Fabian Perroni fue detenido por orden del juez Ernesto Domenech, junto al oficial Walter Rubén Abrigo, posteriormente involucrado en la desaparición y asesinato del estudiante de periodismo Miguel Bru en 1993.

Sobre las causas de Perroni, desde el gobierno indicaron que “siempre estuvo a disposición de la Justicia y, cuando se realizaron las ruedas de reconocimiento, no fue identificado”. Además, agregan que “lo sobreseyeron judicialmente y en lo administrativo, si bien pasó dos años en disponibilidad preventiva, quedó exento de sanción disciplinaria y fue reincorporado otra vez a la fuerza”.