Tres diputados bonaerenses del Frente para la Victoria realizaron un pedido de informe al Ejecutivo provincial sobre la situación del hospital de Cuenca Alta Néstor Kirchner ubicado en Cañuelas. Se trata de un centro clave que abastece a los municipios de Marcos Paz, Presidente Perón, Cañuelas, Las Heras y San Vicente. Denuncian un intento de vaciamiento del nosocomio.

La resolución lleva las firmas de los diputados kirchneristas Miguel Funes, Juan Debandi y Mariana Larroque. "El hospital representa no solo la prestación de servicios médicos de alta calidad y complejidad sino también el apoyo al desarrollo de una región de la provincia de Buenos Aires que enfrenta nuevos desafíos demográficos y epidemiológicos", aseguraron en el pedido de informe.

Según los legisladores, para el año pasado el hospital debería estar funcionado "a pleno", con una veintena de servicios sanitarios. Sin embargo, nada de eso sucedió. Y hay más: en la resolución recuerdan que el director de hospitales de la provincia de Buenos Aires, el macrista Leonardo Busso, dispuso el traslado a un centro de La Plata de un angiógrafo que había sido adquirido especialmente para el nosocomio de Cañuelas.

El equipo en cuestión fue comprado justamente para que los vecinos de las localidades ubicadas en la cuenca alta del Matanza - Riachuelo pudieran atenderse en la zona y no tener que moverse a otros distritos. La justicia debió intervenir ante un reclamo de los intendentes afectados, que denunciaron un "intento de vaciamiento" del hospital. Los legisladores quieren saber qué pasó con ese angiógrafo y con los servicios sanitarios que el hospital sigue sin brindar.

"Las arbitrariedad con la que se dispuso el traslado del equipamiento en cuestión sumada al desconocimiento por parte de las autoridades sanitarias provinciales nos llevan a formularnos una serie de interrogantes que esperamos tengan una respuesta rápida y clara, atentos a la urgencia y sensibilidad que el caso requiere", exigieron los diputados.

pedido de informes HCANK