Como sucede cada verano, las altas temperaturas ponen de relieve la deficiente prestación de las distribuidoras eléctricas. Unas de las más cuestionadas es EDESUR por la falta de inversiones y los reiterados cortes de luz.

En ese marco, el Defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, se sumó a un reclamo que ya vienen impulsando los intendentes del Conurbano, que son los primeros que reciben las justificadas quejas de los vecinos.

“Lamentablemente pasó lo que anunciamos que iba a pasar: en la época de mayor consumo, y con una empresa que no hizo las inversiones necesarias para evitar estos episodios, hoy nos encontramos con casi cuarenta mil usuarios sin luz en medio de una ola de calor. Es por eso que Edesur debería ser sancionado”, expresó Lorenzino.

Además, el Defensor del Pueblo volvió a pedir que le quiten la concesión a Edesur: “Hace más de seis meses hicimos este pedido formal al Ente Nacional Regulador de Energía (ENRE) debido a las fallas en el suministro eléctrico y en el incumplimiento de los planes de obras comprometidos. De ese tiempo a esta parte, nada cambió”, expresó.

“Es una situación gravísima, potenciada por la pandemia y las altas temperaturas. Tenemos de un lado a una empresa que tuvo ganancias siderales gracias a los tarifazos de los últimos años y, del otro, a miles de bonaerenses de una prestación deficitaria", señaló.

Ante esta situación, Lorenzino señaló: “que se repita este panorama, sin respuestas de la empresa, nos obliga a volver a reclamar por la revocación de la concesión a Edesur para que siga operando en territorio provincial”.