Tras conocerse que unas 200 personas que permanecían privadas de su libertad y eran obligadas a todo tipo de explotación laboral y servidumbre fueron rescatadas en un operativo llevado a cabo en una zona de quintas ubicada en las inmediaciones de las calles 204 y 436 de la localidad platense de Abasto, se hizo presente Juan Menucci, titular de la fiscalía en turno número 5.

El fiscal pidió la detención de los siete implicados en una causa caratulada como “privación ilegal de la libertad”. Cabe mencionar que, según consta en la denuncia, en la quinta, había alrededor de 110 personas (entre mayores y menores), habiéndolas captado con la promesa de pagarles 2.500 pesos diarios y 180 pesos la hora extra por trabajo agrícola.

Siempre bajo las declaraciones de los denunciantes, el 25 de octubre pasado los damnificados fueron a reclamarle el pago del último mes trabajado, pero fue entonces cuando una de las autoridades del lugar les habría dicho: “Falta un mes para pagarles o cuando tenga ganas y en caso que se atrevan a salir van a recibir plomo, los voy a matar”.

Luego de ocurrido esto fue que algunos de los trabajadores lograron escapar del predio y dieron aviso a las autoridades, las cuales tras una orden judicial lograron llevar a cabo un megaoperativo en el lugar, rescatando a todos los demás perjudicados.

Cabe mencionar que las fuentes señalaron que los retenidos contra su voluntad serían extranjeros que eran traídos a nuestro país con promesas laborales, pero en realidad se les retenía la documentación y se los obligaba a trabajar en la tierra hortícola.

Por su parte, el fiscal Juan Menucci, a cargo de la causa, solicitó el cambio de fuero. Esto se debe a que, como se trataría de un caso de trata de personas, la investigación le corresponde a la Justicia Federal.