Luego del escándalo que se desató en la localidad bonaerense de Pinamar por el robo de Tarjetas Alimentar por parte de funcionarios municipales, la justicia federal llamó a indagatoria al intendente Martín Yeza, para que dé su versión de los hechos.

El intendente fue citado por el juez federal subrogante de Dolores, Martín Bava, para el jueves de esta semana, luego de haber procesado a dos funcionarios de la comuna por “presunta negligencia o imprudencia” por ese fraude que alcanzó los dos millones de pesos.

“Desde un primer minuto nos pusimos a disposición de la justicia. El proceso continúa su curso. La funcionaria que denunció ya ni siquiera es parte de la gestión”, manifestó Yeza cuando el escándalo salió a la luz.

En marzo, cuando dos empleadas municipales fueron detenidas por este caso, el intendente aseguró que tanto él como su equipo están “a entera disposición de la justicia para que se esclarezcan los hechos y se determinen los responsables”.