La Policía Federal Argentina (PFA) allanó las sedes de la Secretaría de Deportes y Desarrollo Social del municipio de Pinamar, y detuvo a seis personas, entre ellas dos funcionarias municipales, por irregularidades en la entrega de la Tarjeta Alimentar.

La causa se inició luego de la denuncia de la ex concejal y ex titular de Desarrollo Social, Nora Ponce, y recayó en la fiscalía especializada en delitos de corrupción de Dolores, a cargo del fiscal Mario Rafael Pérez.

Según detalló el portal Infocielo, dos funcionarias de la secretaría de Desarrollo Social de Pinamar robaron lotes de la tarjeta alimentar que no habían sido entregadas por la pandemia de coronavirus, y se las dieron a la pareja de una de ellas.

A través de dos amigos comerciantes, simularon en los posnet compras con las tarjetas por un monto total de $2.092.000 que luego transfirieron a cuentas personales en el Banco Provincia. En total serían seis las personas implicadas.

Luego de los allanamientos, todos fueron detenidos bajo la acusación de “defraudación en perjuicio de la administración pública” y quedaron a disposición del juez de Garantías, David Mancinelli. 

Desde la secretaría de Desarrollo Social de Pinamar, por su parte, señalaron que “se prestó colaboración con las autoridades requirentes a los fines del esclarecimiento de los hechos investigados”.

La tarjeta alimentar es una política del ministerio de Desarrollo Social de la Nación para asistir a los sectores más necesitados en el marco del Plan Argentina contra el Hambre. Sólo puede ser utilizada para la compra de alimentos de la canasta básica

Cada tarjeta tiene un monto de $6.000 para las familias con un hijo y de $9.000 para quienes tienen dos o más hijos. Es importante recordar que las mismas no pueden ser utilizadas de manera telefónica ni virtual. Las compras deben realizarse de forma presencial y a través de un posnet.