Un gran incendio que se desató en un sector serrano de la ciudad de Tandil y que con la intensidad del viento se propagó rápidamente obligó a evacuar a toda la gente que se encontraba en el Amaike Hotel Golf & Spa, ya que las llamas llegaron a rodear el alojamiento turístico.

Desde el mediodía de ayer los Bomberos trabajan arduamente para sofocar para sofocar el fuego para evitar que continuara esparciéndose y acechando las propiedades y la vegetación de la zona.

El foco ígneo se extendió desde la sierra de Las Ánimas hasta la zona de La Cascada, abarcando la zona del Golf y el Hotel Amaiké, una superficie muy amplia, por lo cual fue preciso convocar a la totalidad de dotaciones de Bomberos de la ciudad, tanto del cuartel central como de Villa Italia (un total de cuatro) y más tarde se convocó también a la dotación de María Ignacia. Luego, y ante el avance constante de las llamas, también se pidió apoyo a los cuartel de Bomberos de Rauch, Cariló y Mar del Plata.

Según la información publicada por El Eco a primera hora de hoy viernes, se quemaron al menos 80 hectáreas y los Bomberos estaban trabajando en un frente de al menos 2.000 metros. Además, al lugar concurrieron varias ambulancias ante la posibilidad de tener que trasladar alguna persona al Hospital.

En horas de la noche, las llamas continuaban arrasando con la flora, los handies de los Bomberos se empezaron a quedar sin batería después de tantas horas de trabajo, con lo cual se les dificultaba comunicarse y a su vez, se desató otro incendio en la ladera del Cerro de Las Antenas, por lo cual parte del personal debió trasladarse a ese lugar también.

Esta mañana, según declaró el Comisario Ramón García, Jefe del Cuartel Central de Bomberos de Tandil al portal ABC Hoy, sólo quedaba “un foco activo en la zona de la Ruta 74, donde estamos trabajando 6 dotaciones, más el apoyo del avión hidrante y un helicóptero y estamos viendo si lo podemos controlar”.

Ayer, un bombero debió ser trasladado al Hospital Santamarina, se le pasó oxígeno y se retiró y en horas de la noche una mujer ingresó con el mismo cuadro. Ninguno de los dos sufrió lesiones y sólo fueron trasladadas por precaución a raíz de una sofocación.