El líder del Frente Renovador reunió a sus senadores y diputados y les pidió que "mejoren, pero no bloqueen" el proyecto del presupuesto que viene impulsando el oficialismo en la Legislatura bonaerense y en la cual votó con el bloque del kirchnerismo.

La primera orden que bajó el líder del Frente Renovador a sus legisladores fue la de "mejorar, pero no objetar" el proyecto de presupuesto. Aún asi, se seguirá de cerca el endeudamiento y por lo pronto manifiestan algunas luces amarillas respecto de la cifra que Hernán Lacunza estipuló bajo el ítem Adelantos del Tesoro Nacional (ATN). Desde el massismo consideran que esa cifra dependerá del presupuesto nacional y que por lo tanto estarán alerta a posibles cambios, así sostuvo el sitio La Política Online.

En la reunión el tigrense explicó algunos detalles del encuentro con María Eugenia Vidal de la semana pasada. Allí, la Gobernadora reconoció que el acercamiento hacia Florencio Randazzo no funcionó como esperaba. Según trascendió, el ex ministro le advirtió a Federico Salvai que no estaba en condiciones de garantizarle los votos que garantiza Massa. Del encuentro participaron los senadores Jorge D’Onodrio, Malena Baro y Sebastián Galmarini; y los diputados Jorge Sarghini, Valeria Arata y Rubén Eslaiman.

El fracaso de esa negociación es un dato importante de cara a la negociación por el presupuesto. Los operadores políticos de Mauricio Macri y un sector del gabinete de Vidal apostaron a encontrar allí un nuevo aliado político que garantice la gobernabilidad en la siempre compleja Legislatura bonaerense.

Por eso, en Tigre hubo algunas ironías hacia la Gobernadora. “Fue a buscar amor a otro lado y se dio cuenta que el de Sergio es más seguro”, aseguraban desde el massimo, con sorna.

En tanto, previa a la reunión con los legisladores, Massa mantuvo un encuentro a solas con Sarghini quien le volvió a manifestar que no seguiría como autoridad de la Cámara de Diputados, más allá de diciembre.

El líder del Frente Renovador intentó convencerlo pero el economista se mostró inflexible -aunque agradecido- y pidió tiempo para abocarse a una eventual campaña para ser diputado nacional.

Por la Legislatura ya pasaron tres ministros: Hernán Lacunza (Economía), Alejandro Finocchiaro (Educación) y Santiago López Medrano (Desarrollo Social) para explicar los alcances del cálculo de gastos y recursos. Hoy será el turno de Edgardo Cenzón (Infraestructura), donde la obra pública será uno de los ejes centrales.

Allí posiblemente emerja el primer planteo oficial respecto de sumar al presupuesto un fondo especial para obras y seguridad similar al de 10 mil millones de pesos creado para el ejercicio actual.

Ese fondo no existe como tal en el proyecto redactado por el Ejecutivo. Los operadores de Vidal en la Legislatura aseguraban que la estrategia sería esperar a que los intendentes peronistas los solicitacen para incluirlo como parte de la negociación y a cambio de los votos para aprobar el endeudamiento.

Pero lo llamativo es que, por ahora, los intendentes peronistas no avanzaron con un pedido formal. Pero sí lo están haciendo los alcaldes de Cambiemos. "Es fundamental que el fondo esté. Ya se lo planteamos a Lacunza y a nuestros legisladores", dijo el intendente de Bragado, Vicente Gatica, a la web Infocielo.

Lo mismo asegura el intendente de General Viamonte, Franco Flexas. "Todos pedimos lo mismo: una partida como la que hubo el año pasado”, aseguró. También el intendente de Saladillo, José Luis Salomón, se mostró en esa línea. “El fondo se tendría que repetir, es una sana costumbre”, dijo.

Para los intendentes peronistas el pedido de los intendentes de Cambiemos asoma como un triunfo. Sin mantener ningún contacto con el oficialismo, el fondo para obras ya se instaló en la discusión por el presupuesto sin deberles nada a los legisladores.