A menos de un mes para la elección, el espacio que lidera Florencio Randazzo comenzó a sufrir bajas en importantes distritos del Conurbano y también del interior de la provincia. El caso más resonante es el de Lomas de Zamora, donde los candidatos Lorena Oviedo y Federico Morante pegaron un portazo y pasaron a formar parte del Frente de Todos. 

Pero hay más: el "Movimiento Verde" tuvo bajas en casi todos los municipios del Gran Buenos Aires. Randazzo vuelve a sufrir como en 2017 cuando su postulación sacó muy pocos votos y terminó con un armado político todo roto. 

Así pasó en San Vicente, Moreno, Cañuelas, La Matanza, Florencio Varela, entre otros municipios. En todos los casos, los dirigentes se pasaron al Frente de Todos. "Creemos que en estas elecciones la posibilidad de construir una Argentina en la que haya lugar para todos y todas pasa por apoyar al Frente de Todos", aseguró uno de los ex randazzistas 

Entre las críticas al ex funcionario kirchnerista, es la falta de compromiso de Randazzo con la campaña y con un claro discurso antimacrista. De hecho, muchas veces se lo vio más crítico con el gobierno y el peronismo que con Juntos por el Cambio. Detrás, siempre están las sospechas sobre relaciones poco claras de Randazzo con sectores del macrismo y del establisment mediático, como el Grupo Clarín.