Con el voto del juez Martín Irurzun, la Cámara Federal dispuso que la causa de “aportantes truchos” de Cambiemos durante las campañas electorales del 2015 y 2017 salga de la órbita del juez federal Sebastián Casanello y pase al juzgado electoral de La Plata del juez Adolfo Gabino Ziulu. Se trata de un magistrado cercano a la gobernadora María Eugenia Vidal. 

La decisión de la Justicia responde a las presiones de Cambiemos, que no quería que se investigaran los delitos de falsedad ideológica, asociación ilícita y lavado de activos. Además, no quería que un tema así estuviera en la agenda política durante el año electoral. 

El que firmó la resolución que favoreció a Vidal es nada menos que Irurzun, que hace semanas fue fotografiado junto a un operador judicial del macrismo, Fabián Pepín Rodríguez.