Ante el crecimiento de casos de violencia de género que se manifestaron durante la cuarentena obligatoria por la pandemia del coronavirus, la Cámara de diputados bonaerense sancionó en su primera sesión virtual de la historia la declaración de la emergencia en materia de violencia de género.

El proyecto, que se incorpora a la Emergencia Social, Económica, Productiva y Energética vigente en la provincia y consensuado entre todos los bloques políticos, permite al Ejecutivo provincial reasignar las partidas presupuestarias necesarias para implementar distintas medidas destinadas a prevenir y asistir situaciones de violencia por razones de género.  

En ese sentido, la iniciativa prevé el destino de recursos a la Red Provincial de Hogares de Protección Integral. Además, autoriza al gobierno a la contratación directa de hoteles u otro tipo de alojamiento para que funcionen como refugios temporarios para la atención de víctimas de violencia, que podrán asistir junto a sus hijos.   

Al respecto, la diputada del Frente de Todos, Florencia Saintout, celebró la aprobación de la iniciativa y resaltó el trabajo del Ministerio de las Mujeres de la Provincia, donde “están al frente compañeras feministas que representan las luchas de las mujeres” y en “apenas 5 meses se han fortalecido políticas públicas de género”.

La norma aprobada, que será debatida en el Senado la semana próxima para obtener su sanción definitiva, también permite la coordinación con los gobiernos municipales en las asignaciones de recursos para fortalecer y conformar nuevas unidades especializadas en género que trabajen en el primer nivel de atención.