El ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, anticipó este viernes que el gobierno bonaerense analiza retomar la presencialidad en las escuelas a partir del lunes próximo, en función de la baja sostenida de contagios de Coronavirus que se registró en los últimos días. Dijo que se tomarán hasta el domingo para corroborar si los indicadores epidemiológicos mantienen la actual tendencia.

“Si logramos llegar debajo de los 500 casos de incidencia cada 100.000 habitantes y se confirma la distención en la ocupación de camas volvemos a la presencialidad escolar. Tenemos que ver cómo termina la semana”, respondió Gollán en una entrevista con Radio con Vos. Y añadió: “Hasta lo que venimos viendo al día jueves y sumada la semana anterior venimos bien. Si seguimos así y los números nos dan, pasamos a una fase más distendida. Esto es matemático: nos faltan 3 días”.

En gran parte de la Provincia, las clases presenciales están suspendidas desde la primera quincena de abril, cuando el presidente Alberto Fernández decretó un endurecimiento de las medidas restrictivas por el avance de la segunda ola del Covid-19.

Gollán, se mostró optimista en sus declaraciones: “Estamos con una caída interesante de la cantidad de casos. Estos últimos días tenemos casi 2000, 2.200 casos promedio menos que la semana anterior. Seguramente con una mezcla de causales. Las medidas de restricción, que bajaron la circulación un 54%, y el avance de la vacunación. Obviamente todavía con una situación alta. Vemos una distensión en los últimos días de la cantidad de camas. Ya no ingresa la misma cantidad de gente que estaba ingresando”, dijo.

Aclaró que recién el domingo el gobierno de Kicillof prevé tomar decisiones sobre las nuevas medidas. Si bien el DNU presidencial vigente vence hoy, se descuenta que mantendrá los criterios epidemiológicos que sirven de marco para decidir si se amplían o no las actividades permitidas. Gollán reiteró que es un “marco objetivo” a partir del cual se toman decisiones para cada zona de población. “Si seguimos con este nivel de caída nos estaría dando la posibilidad de llegar a los números en el Área Metropolitana. Tenemos que ver cómo termina la semana”. Pero enfatizó: “En base a estos indicadores, la tendencia indica que va a haber cambios en la Provincia. En la mayoría de los municipios será para mejor, para ir a fases distendidas”.

Gollan añadió –en conceptos reproducidos por La Nación– que también podría revisarse la actividad comercial y gastronómica, hoy fuertemente restringida. Insistió en que las medidas podrían volver a endurecerse si la situación empeora 15 días más tarde, aunque vaticinó que el avance de la vacunación hace pensar en que eso podría evitarse.

La posición de Gollán sorprende porque tres días atrás el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, había sugerido que Kicillof no tenía planes de volver a las aulas en lo inmediato. No sería “recomendable” con los números de hoy regresar a esa modalidad en la mayoría de los distritos de la provincia, sostuvo el martes.

“En las últimas dos semanas se redujo un 17% la cantidad de casos. Estamos en 9.950 promedio casos diarios. Estamos en niveles muy altos”, advirtió el funcionario, que dijo que “en principio, de acuerdo a los parámetros objetivos que establece el DNU de la Nación, en la mayoría de los distritos de la provincia no estaría recomendada la vuelta a la presencialidad”.

En La Plata indican que la curva de descensos empezó a sentirse con más claridad en las últimas horas y que eso abre un panorama más optimista, distinto al del lunes.