El nuevo incremento se acreditará en dos cuotas, las primera de las cuales se percibirá con los sueldos de este mes, que se cobran los primeros días de mayo.

La suba, que será retroactiva al 1º de marzo de este año, beneficiará relativamente más a las categorías bajas del escalafón policial, mientras que los efectivos que revisten en cargos superiores recibirán, proporcionalmente, un incremento menor.

Desde del Ejecutivo explicaron que “la primera cuota se cobra con los sueldos de abril y la segunda en agosto”. Aunque no dieron mayores precisiones, indicaron que el primer incremento será del orden del 20 por ciento mientras que el segundo se ubicará en torno al 8 o 9 por ciento promedio”.

Hoy, el sueldo mínimo de un oficial de policía es de 10.344 pesos, mientras que un mayor cobra 20.432 pesos y un superintendente 50.758 pesos.