“Aún los números son muy altos y esto puede empeorar o complicarse si cambian las condiciones”, dijo Kreplak a Radio Provincia y recordó que en junio pasado se evaluaba que, con un “aislamiento estricto”, se podría poner “fin a la pandemia el 15 de septiembre”.

El ministro sostuvo que “ese proceso no se hizo”, apuntó que “las medidas se fueron relajando mucho” e indicó que “hubo presión de diferentes sectores políticos y de los medios de comunicación para que se fueran abriendo las actividades”. “Esa es una de las razones, a mi entender, por la cual seguimos con una gran cantidad de casos”, precisó.

En ese contexto, aseguró que, “si nosotros seguimos abriendo un poquito más cada vez que mejoran los números nunca vamos a reducir los contagios”.

Además, señaló que los trabajadores de la salud “están muy estresados y trabajando en situaciones muy complejas”.

Por otro lado, se manifestó “muy agradecido con el gobernador Axel Kicillof por la incorporación de 1.130 residentes a la planta permanente” del sistema de salud provincial.

“Será una renovación que se verá por muchos años porque los hospitales van a cambiar a partir de esta nueva camada, porque son los profesionales que experimentaron la pandemia”, concluyó.

Fuente: Info135