Según un relevamiento de Analogías, realizada en municipios de toda la provincia de Buenos Aires, la gente rechaza masivamente el tarifazo, descree del Indec y cree que el rumbo económico no es el adecuado. Luces amarillas para Mauricio Macri y María Eugenia Vidal.

Según el 83% de los bonaerenses encuestados, el tarifazo en los servicios públicos "impactan bastante o mucho" en la economía familiar. Junto con la reforma previsional del año pasado, la suba en los servicios es la política que más rechazo genera en la sociedad. En ese marco, no sorprende que el 76% quiera un congelamiento de tarifas.

Además, la encuesta muestra que una amplia mayoría no cree en el Indec macrista, que acaba de mostrar una supuesta caída de la pobreza en todo el país. El 60% no cree en las estadísticas oficiales.

Las noticias no son mejores para Vidal. El 70% cree que es "insuficiente" la oferta del 15% en las paritarias docentes. Ocurre que la mayoría de los bonaerenses cree que la inflación será muy superior a ese número. En ese sentido, casi el 60% está de acuerdo con el reclamo de los docentes.

Con esos indicadores, no sorprende que una importante mayoría de la provincia de Buenos Aires (el 57%) desapruebe la gestión nacional de Cambiemos. Solo el 30% la aprueba. Los porcentajes aumentan entre las personas sub 45.