En la Provincia de Buenos Aires se emitieron 150 mil nuevos turnos para que mayores de 70 años reciban la vacuna Sputnik V contra el coronavirus, según precisó el gobernador Axel Kicillof, al recordar que llegó "un nuevo lote" de esas dosis al territorio bonaerense.

"La campaña de inmunización ya es masiva y está por llegar al millón de vecinas y vecinos que han sido vacunados en la provincia de Buenos Aires", indicó el mandatario, quien puntualizó: "Recibimos un nuevo lote de vacunas Sputnik V y se emitieron 150 mil turnos más para mayores de 70 años".

En declaraciones realizadas a CNN Radio, explicó que no es el único fármaco que se aplica contra el Covid-19 en el ámbito bonaerense. "Con la vacuna Sinopharm estamos vacunando también a menores de 60 años que presentan comorbilidades e integran grupos de riesgo, quienes tienen que presentar un certificado y firmar una declaración jurada", resaltó.

Con respecto a posibles irregularidades en el plan estratégico, Kicillof subrayó que "a partir de las denuncias que recibimos por el botón habilitado en nuestra web, abrimos investigaciones y, en caso de que se observe algo irregular, se sancionará a los responsables".

También detalló que en la provincia se organizaron "500 postas de vacunación con mucho tiempo de antelación" y dijo que se planificó para "brindar comodidades en el marco de un operativo inmenso de inmunización".

Luego, en relación al avance de la campaña vacunatoria en la provincia de Buenos Aires, el mandatario remarcó: "Estamos aplicando más de 50.000 dosis diarias y tenemos la capacidad de aumentar el ritmo en cuanto lleguen más vacunas".

Sobre las críticas a las dosis, expresó: "Algunos sectores de la oposición han hecho una campaña sucia contra la vacunación, en complicidad con algunos medios y una parte del Poder Judicial".

"Había gente que no se quería vacunar porque habían instalado que la vacuna no era buena, por eso estábamos organizando una campaña de concientización: poner el hombro no como un beneficio individual, sino en el marco de una campaña solidaria de cara a la sociedad", subrayó el gobernador en alusión a las declaraciones de la escritora Beatriz Sarlo sobre haber recibido "vacunas por debajo de la mesa", de las que luego se retractó.

"Cuando lo empezamos a planificar, se esperaban muchas vacunas y no teníamos la cantidad de inscriptos suficientes", agregó Kicillof en referencia a la campaña "Yo pongo el hombro", que buscaba alentar la inscripción para inmunizarse contra el coronavirus.