En la conferencia de prensa de este martes en la Casa de Gobierno de la capital provincial, el Ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, se refirió al escándalo desatado en el municipio de Berisso, que culminó con la detención en plena vía pública de un hombre de 48 años, identificado como Leonardo Alvarado, que ofrecía la dosis de la vacuna Sinopharm a 5 mil pesos.

“Es el caso de una persona que trabajaba en el área de logística de un vacunatorio” explicó el Ministro ante una consulta periodística y agregó: “fue perfectamente trabajado por la Policía y tendrá que pagar las consecuencias”.

A raíz de un audio que circuló del detenido, que afirmaba que “le adeudaban 3 meses de sueldo”, el Ministro aclaró que “de ninguna manera justifica el hecho deleznable que cometió” y, acto seguido, desmintió esa versión. “Acá tengo el recibo del pago correspondiente. Esa persona cobró. En algunos casos hay un atraso en el personal becario de dos o tres meses, pero no era el caso de esta persona” sostuvo mientras sostenía en una de sus manos una copia del recibo de sueldo. 

Cabe recordar que la denuncia fue iniciada por el propio intendente de Berisso, Fabián Cagliardi, luego del testimonio de una vecina que dio a conocer que le habían ofrecido vacunas contra el Covid-19.

A partir de ello, de forma encubierta y con la autorización del Ministerio Público Fiscal, la vecina se comunicó con esta persona y pactaron la entrega de cinco dosis en el Parque Cívico de Berisso, en pleno centro, para este lunes (ayer) por la tarde. Cuando Alvarado se presentó al lugar, efectivos policiales loe detuvieron con ocho ampollas de Sinopharm en su poder.

Sobre el contenido de los frascos que ofrecía Alvarado, el Ministro Gollan afirmó que “la justicia está investigando” y deslizó que una hipótesis factible es que “el hombre en lugar de desechar los frasquitos, se los guardaba y los llenaba con agua o alguna sustancia estéril, y estafaba a la gente”.

Por otra parte, el funcionario del gobernador Kicillof dijo que el “empleado tendrá que pagar las consecuencias” y anunció que “estamos terminando la auditoría para saber si faltan vacunas” o si efectivamente “robó los envases que son de descarte y luego los vendió como si fueran vacunas”.