El juez Ramos Padilla, estableció una serie de pautas sanitarias a cumplir para la celebración de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 12 de septiembre próximo, las cuales complementan las dispuestas por el Poder Ejecutivo Nacional y la Cámara Nacional Electoral.

Entre las principales indicaciones, la resolución del magistrado pidió al Comando Electoral y a los Delegados de la Justicia Electoral que ubiquen las mesas de votación en lugares donde exista ventilación del ambiente, con separación de al menos dos metros entre cada mesa y con mobiliario suficiente para que autoridades y fiscales de mesa puedan mantener la distancia necesaria entre ellos.

Asimismo, deberá evitarse la ubicación de mesas en pasillos o lugares estrechos, sin que se superpongan filas de diferentes mesas; permitir la circulación entre los electores que esperan para votar y los que se retiran de la mesa luego de haber sufragado, y garantizar la ventilación de los cuartos oscuros.

En este sentido, Ramos Padilla ordenó que deberá disponerse la provisión de alcohol en gel y elementos sanitizantes en las mesas de votación, exigir el uso del barbijo a los electores y solo permitir la permanencia durante la espera y depósito del voto. En la resolución, se aclara que tendrán prioridad para votar aquellas personas mayores de 60 años y que deberá establecerse -en la medida que el establecimiento lo permita- una puerta de ingreso y otra de egreso para las personas que voten.

Vale destacar, que Ramos Padilla es el titular del Juzgado Federal n°1 de La Plata, con competencia electoral en toda la provincia de Buenos Aires. 

Por otra parte, en el escrito el juez indicó que les solicitó a los municipios el cierre vehicular de la cuadra correspondiente, a fin de permitir la realización de filas en el exterior del establecimiento, con exclusiva habilitación para aquellas personas con dificultades de desplazamiento.

Finalmente, el magistrado facultó a las autoridades de mesa a hacer cumplir las medidas sanitarias antes indicadas -en conjunto con el Comando Electoral-, con algunas prohibiciones particulares: no manipular en exceso los documentos y no compartir alimentos ni infusiones con otros integrantes de la mesa de votación.