Florencio Randazzo rompió el bloque del Frente de Todos en Chivilcoy y está cerrando una alianza con Juntos por el Cambio.

Las conversaciones incluyen a Emilio Monzó con el fin de generar una tercera opción electoral por fuera de las grandes coaliciones nacionales.

En su entorno aseguran que “no quería tomar esta determinación”, pero la dupla presidencial no le dejó alternativa.

Los concejales que le responden, Fernando Laurito y Claudia Bogliolo, abandonaron el bloque del Frente de Todos y formaron uno propio: el PJ – Frente de Todos.

Dicen que no quiere abandonar su apoyo al gobierno nacional ni al de la provincia. Por otra parte Emilio Monzó y Florencio Randazzo organizan su propio armado político provincial para las elecciones del año próximo.

Ariel Franetovich, ex intendente y mano derecha de Randazzo, acusó duramente a Cristina Fernández de Kirchner de “estar ejerciendo el poder que no delega al presidente, en lugar de ejercer la función inherente al legislativo”.

Tras la fracasada experiencia de 2017 con el Frente Cumplir, que fue superado incluso por del Frente de Izquierda, Randazzo quedó muy debilitado políticamente. Sin embargo, pese a que Cambiemos trató de seducirlo antes y después de esa elección, siempre se mantuvo firme en su negativa.

A diferencia de otros dirigentes que confrontaron con la vicepresidenta, Florencio Randazzo no fue “perdonado”.

Fuente: Plan B